East Boston y energía: Una comunidad de justicia ambiental en transición

John Walkey, , UCS | October 31, 2019, 11:15 am EST
Bookmark and Share

This post is a part of a series on Local Clean Energy Transitions

This post is a part of a series on Science For Justice

En inglés

Este es el primero de una serie de cuatro blogs sobre East Boston, una Controvertida Subestación Eléctrica y las Oportunidades para una Transición a Energía Limpia

Bienvenidas/os a Eastie

De todos los vecindarios de Boston, East Boston literalmente tiene una diferencia única: está físicamente separado del resto de la ciudad por el puerto de Boston. Aunque originalmente era un grupo de pequeñas islas, eventualmente se fusionó en un solo terreno al conectar su costa norte a tierra firme a través de rellenos de tierra y un proceso de desarrollo a finales del siglo diecinueve. El carácter de East Boston ha sido definido por su zona costera en dos formas principales: las industrias que han prosperado a lo largo de sus embarcaderos, y los inmigrantes que pasaron de los muelles a vivir en las apretujadas cuadras de edificios de tres pisos (o triple-deckers) del vecindario. Ahora en el siglo veintiuno, el cambio está repercutiendo a lo largo de esta comunidad costera.

Este mapa muestra en verde claro las áreas de relleno en East Boston y en verde oscuro las islas originales que hoy hacen parte del barrio. Centro de Mapas Norman B. Leventhal. Biblioteca Pública de Boston.

Lluvia de Fuego (Blown Away), la película de acción y suspenso filmada en 1994 en Boston eligió East Boston como el lugar decrépito de la zona costera donde los villanos se escondían en un barco abandonado. Hoy en día, el lugar donde se encontraba el corroído barco y el deteriorado embarcadero es ocupado por lujosos condominios y un paseo marítimo que incluye un muelle para kayaks.

En los 25 años desde que Hollywood identificó East Boston como un área arenosa y olvidada, el vecindario se ha convertido en uno de los lugares para bienes raíces mas deseados en el mercado inmobiliario de Boston que ya de por si se encuentra escaso. El vecindario bordeado por agua tiene una vista espectacular del centro de Boston, se encuentra a tan solo un corto viaje en metro a la ciudad y cuenta con valores de propiedad mas económicos. Esto convierte a East Boston en el sitio de moda. Como resultado, East Boston está pasando por profundos procesos de gentrificación, con la correspondiente presión en desplazamiento de residente de bajos recursos económicos quienes han vivido en el vecindario por largo tiempo.

Eastie no sólo es el lugar de moda para lujosos condominios o cafés, también es el destino elegido para la propuesta nueva subestación eléctrica de alto voltaje. Como residente de East Boston trabajando para la organización no gubernamental de justicia ambiental Raíces Verdes (GreenRoots), me emociona presentarles mi comunidad y explicarles porqué esta subestación es una terrible propuesta para nosotros.

¿Quiénes son las personas que viven en el vecindario?

La población de East Boston es 53% latinoamericana y el 17% de los residentes vive por debajo de la línea de pobreza. Con el paso de los años, las caras de Eastie han cambiado de judíos, canadienses, irlandeses e italianos, a colombiano, salvadoreños y del Medio Oriente. East Boston se ha identificado con orgullo como un vecindario de inmigrantes que ha servido como una comunidad de entrada para muchas familias, incluyendo la particularmente influyente familia Kennedy. Mientras que las diferentes oleadas de inmigrantes han sido diversas en lenguaje y cultura, hasta hace poco tenían en común pertenecer a la clase trabajadora. Las mas recientes llegadas al vecindario no comparten esta característica, al tratarse de compradores de condominios recientemente remodelados que alguna vez fueron apartamentos para arrendatarios.

Mural de East Boston celebrando la identidad inmigrante de la comunidad. Fotos de John Walkey

Al mismo tiempo, a pesar de la gentrificación de la población y de los crecientes precios, el pasado industrial de East Boston se ha hecho aún más presente: más de la mitad del terreno del vecindario es ocupado por el aeropuerto internacional Logan. Una avenida que va al aeropuerto atraviesa la comunidad. Chelsea Creek, un estuario marino y el canal federal de navegación que bordean East Boston al norte aloja el 100% del combustible de Logan, 79% de la gasolina usada en Massachusetts, 66% del petróleo usado para la calefacción de hogares en la región del Noreste y la sal usada en carreteras para mas de 300 comunidades.

Este pasado industrial ha dejado costos sociales y ambientales también sin pagar. Mas de cien años de uso industrial han dejado varios terrenos baldíos y una carga de contaminación en la tierra, agua y aire de East Boston. A medida que el aeropuerto se expande para cubrir las necesidades de una ciudad cada vez mas internacional, los truenos de aviones sobre las cabezas y el olor a su combustible en las calles gradualmente permea la vida de las y los residentes, tanto de bajos recursos como de propietarios/as de lujosos condominios por igual.

Un barco petrolero es transportado en el rio Chelsea. Foto de John Walkey

 

Raíces Verdes: Continuando el legado de una comunidad activista 

Raíces Verdes es una organización no gubernamental de justicia ambiental que lleva liderando iniciativas de activismo comunitario a lo largo de las zonas costeras del Chelsea Creek por mas de 25 años. La misión de Raíces Verdes está cimentada en el legado de activistas comunitarios quienes desde la década de 1960 lucharon contra al aeropuerto y promovieron la creación de áreas importantes para el vecindario como parques y zonas verdes. Raíces Verdes de forma similar a luchado por tener acceso a la zona costera, evitar la introducción de nuevas plantas contaminantes de generación de energía y otras industrias contaminantes, y ha intercedido a nombre de la comunidad en asuntos que incluyen salud pública y ambiental, justicia en el transporte y la alimentación, y la inclusión de la comunidad en los procesos de toma de decisiones para guiar el desarrollo local. Ahora nos estamos alistando para una nueva campaña para proteger la salud, seguridad y el futuro de las y los residentes de East Boston.

En el 2014, Eversource (el proveedor de energía local) propuso la construcción de una subestación eléctrica de alto voltaje. Como parte de un proyecto de transmisión mas grande, la subestación fue presentada por Eversource como una pieza necesaria de infraestructura crítica. Para la comunidad ha sido sumamente preocupante que el lugar sugerido para la subestación se encuentra cruzando la calle de un parque principal y en terreno de propiedad de la ciudad que estaba destinado a ser una cancha de futbol.

Adicionalmente, el sitio propuesto para la estación de alto voltaje se encuentra a las riberas del Chelsea Creek, en un área que se ha proyectado sufrirá inundaciones crónicas en el futuro (al menos 26 inundaciones al año), a 100 metros de un lugar de almacenamiento de 8 millones de galones de combustible para aviones y en un vecindario densamente poblado. Las y los miembros de Raíces verdes se han visto involucrados en un complejo proceso de permisos y con el tiempo ha sido revelado que hay preguntas legítimas sobre la necesidad real de construir este proyecto en primer lugar.

A finales del 2017, Raíces Verdes movilizó 30 residentes de las comunidades afectadas para que participaran en la audiencia final de la agencia de permisos sobre el proyecto. A pesar de que se solicitó el servicio de intérprete de inglés a español dado que la mayoría de personas asistiendo a la audiencia eran latinoamericanas, el estado solo proveyó la traducción de los testimonios de español a inglés para el beneficio de la junta de adjudicación. Esto hizo que las y los miembros de la comunidad se sentaran por cuatro horas de la audiencia sin tener acceso a los servicios de traducción de inglés a español. El resultado de la audiencia fue la relocalización de la subestación lejos de negocios cercanos, los cuales se habían quejado, y cerca del parque de juegos American Legion. Raíces Verdes para ese momento logró obtener representación legal gratuita y se convirtió en una interventora en el proceso que modifica el lugar para la subestación.

Nuevos aliados en la defensa de East Boston

Raíces Verdes contactó a aliados y expertos tratando de digerir y comprender la compleja información del sector energético y de los reportes de ISO-New England, Eversource y el Estado. La Union of Concerned Scientists (UCS) estableció una colaboración con Raíces Verdes para investigar la viabilidad de una iniciativa basada en energía solar y almacenamiento energético como una alternativa a la subestación, la cual estará conectada directamente a una planta de generación eléctrica que quema combustibles fósiles.

Mientras el proceso de solicitud de permiso se acerca a una decisión final antes de fin de año, las y los analistas de UCS y el personal de Raíces Verdes están trabajando para compartir los resultados del análisis con la comunidad para promover una infraestructura mas sostenible y justa en East Boston. Lean nuestro próximo blog para obtener más información sobre nuestros esfuerzos en East Boston.

John Walkey, Coordinador de Iniciativa Ribera, GreenRoots (Raíces Verdes), es residente de East Boston que se ha comprometido por quince años al trabajo de Chelsea Creek Action Group, una coalición de residentes de Chelsea e East Boston organizada por GreenRoots para la justicia ambiental, climática y de transporte. Es Master en Ciencia Ambiental de la Universidad de Wisconsin y es bilingüe en español e inglés.

John Walkey
Norman B. Leventhal Map Center, Boston Public Library.
John Walkey
John Walkey

Posted in: Energy Tags: , , , , , , ,

Support from UCS members make work like this possible. Will you join us? Help UCS advance independent science for a healthy environment and a safer world.

Show Comments


Comment Policy

UCS welcomes comments that foster civil conversation and debate. To help maintain a healthy, respectful discussion, please focus comments on the issues, topics, and facts at hand, and refrain from personal attacks. Posts that are commercial, self-promotional, obscene, rude, or disruptive will be removed.

Please note that comments are open for two weeks following each blog post. UCS respects your privacy and will not display, lend, or sell your email address for any reason.